Felicidad en el trabajo

Por Oscar Gelves – Consultor en Felicidad Empresarial

Por más de 20 años trabaje en diversas compañías dentro y fuera de Colombia, ocupe distintos cargos y cumplí constantemente con diferentes retos, todos y cada uno de ellos tanto o más exigentes que el anterior. Trabajar en ventas además añade interesantes ingredientes a mi experiencia ya que en las áreas comerciales un día siempre es un nuevo inicio, no se puede vivir de los logros del pasado ya que estos no cuentan hoy, solo vale lo que en este día hayas planificado, ejecutado y por supuesto cerrado exitosamente. En este tiempo he vivido con distintos enfoques como las empresas están fuertemente orientadas a la productividad, rentabilidad, crecimiento constante, reducción de costos y liderazgo en el mercado, todos estos matizados por la necesidad de innovar y de mantener indicadores de satisfacción internos y externos en los más altos estándares. Es en definitiva una labor titánica la que deben ejecutar en el proceso de mantener todos estos indicadores en el más alto nivel y así asegurarse un espacio en el mercado y más complejo aun perdurar agregando valor a nuestras comunidades.

Esta constante carrera sin descanso definitivamente genera grandes resultados económicos al tiempo que deviene en naciones que se benefician del progreso que produce, sin embargo este progreso nos ha llevado a convertirnos más que en sociedades de consumo en conglomerados de adquisición, tanto que hoy necesitamos 3 veces más espacio que el que requeríamos hace 50 años para almacenar nuestras “cosas” muchas de ellas totalmente innecesarias. Hoy observando en perspectiva el camino recorrido y con la experiencia que solo pueden dar los éxitos y las caídas descubro que la constante tensión, el innegable estrés y la inconfundible depresión son también resultado de una carrera que no tiene final, una carrera en la que cada etapa lleva a un nuevo inicio a tener que tomar aliento una vez más. No quiero que se me malinterprete, soy un defensor del modelo de construcción de valor que hemos configurado, lo que me ocupa es el uso que damos a los beneficios que este produce y más aun el constante sentimiento de vacío que genera en los trabajadores este afán por el tan anhelado progreso.

Los últimos dos años he dedicado mi tiempo a la investigación enfocada en la identificación de una mejor manera para lograr los objetivos de una empresa sin sacrificar a sus colaboradores, o mejor aún, una forma de salir de esta carrera sin descanso superando por mucho las expectativas tanto de las empresas como de sus colaboradores. En este proceso he encontrado fantásticas respuestas en dos conceptos que hoy ocupan totalmente mi interés, como son la psicología positiva y la innovación personal, siendo uno complemento del otro y en muchos casos artífices de los más fantásticos cambios en empresas, organizaciones, y gobiernos. Y es que muchas empresas han descubierto que gran parte de sus problemas son generados en la infelicidad de sus trabajadores, sé que suena algo fuera de sitio, pero este concepto de infelicidad no es más que el síntoma generalizado de muchas expresiones de insatisfacción, es así como las encuestas coinciden al buscar las causas de la infelicidad en afirmaciones de empleados tales como: No estar bien remunerados, no sentir pasión por el trabajo, no gozar de un buen ambiente y tampoco tener posibilidades de ascender. Así mismo otras causas alegadas por los encuestados fueron la falta de valoración por parte de la empresa, los jefes, y la imposibilidad de innovar y aportar nuevas ideas. Otros datos interesantes que aportan estas encuestas es que un alto porcentaje asegura sufrir estrés al tiempo que muchos se quejan de que cada vez es más difícil poder conciliar los horarios, ya que se trabajan más horas y así se reduce el tiempo dedicado a familia, amigos y ocio. Todo ello provoca que una tercera parte de los encuestados reconozca estar desmotivado y sienta que no puede hacer nada para cambiar dicha situación. En este proceso he descubierto que también la infelicidad y todas estas expresiones de insatisfacción son a su vez síntomas de una causa mayor, creciente y que se alimenta de su misma esencia, y es el miedo, el miedo a perder, a dejar de ser, al reconocimiento, o a no ser reconocido. Hoy el combustible que nos impulsa a cumplir es el miedo, sin embargo la combustión del mismo contamina el ambiente que respiramos.

La buena noticia es que estamos en el mejor momento para tomar acción en este sentido, últimamente ha surgido un mayor interés por el lado positivo de la vida organizacional, prestándose más atención a fenómenos como el engagement, el bienestar o la satisfacción laboral. Uno de los hallazgos más aceptados en este campo, es que el trabajo contribuye de manera sustancial a mejorar el nivel de bienestar de las personas. Por otra parte, también se ha encontrado que el bienestar de los trabajadores es un elemento esencial para lograr el éxito organizacional (Page y Vella-Brodrick, 2009). Suena tremendamente básico, pero lo interesante es  que esto determina una muy buena base para iniciar: el bienestar en el ambiente laboral es esencial para lograr el éxito, así como el trabajo en si mejora el nivel de bienestar del trabajador. Pero en que consiste esto de generar bienestar en el ambiente laboral.?. El término felicidad como tal no ha sido sistemáticamente definido., los investigadores han optado por seguir distintas orientaciones explicándola como un conjunto de estados emocionales subjetivos como la satisfacción, o el placer combinados con el desarrollo de talentos y potenciales de la persona. En este sentido, el aprovechamiento del potencial así como la actualización de nuestras habilidades pueden dar un sentido a la vida. En esta línea, Bakker y Oerlemans (2011) han conceptualizado el bienestar laboral como la situación en la que un trabajador está satisfecho con su trabajo y, al mismo tiempo, experimenta frecuentemente emociones positivas como la alegría y la felicidad.

Tenemos mucho campo de acción en nuestras empresas, es así como la felicidad en el trabajo se asocia con otros indicadores organizacionales positivos; espacios en los que se promueve la creatividad, en donde se permite asumir riesgos controlados, en el que se evidencia un mayor número de conductas de servicio con los compañeros y con los clientes, en donde se identifican y promueven cualidades y potencialidades. Es necesario que tomemos acción cuanto antes, los empleados menos felices son más sensibles a las amenazas, se encuentran más predispuestos a adoptar posturas defensivas y sucumben al miedo. Por el contrario, los empleados felices son más sensibles a las oportunidades, más confiados y con una actitud más cooperativa con sus compañeros.

A todos nos gusta ser parte del éxito, pertenecer a organizaciones prosperas, identificarnos con el progreso y el crecimiento, garanticemos este logro generando espacios y ambientes de trabajo que promueven la satisfacción y el desarrollo constante del potencial.

1 comment on “Felicidad en el trabajo

Reply

Hola Oscar, me gustó mucho tu artículo. Te recomiendo que acortes los párrafos. La escritura en la internet debe ser más llamativa. Gracias por compartir el artículo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
2015 © Oscar Gelves. Todos los derechos reservados. | info@oscargelves.com
Top