Como crear una Cultura de la Innovación

Por Oscar Gelves – Consultor en Felicidad Empresarial

Es la innovación un término muy común hoy día, se usa desde la farándula, los productos de consumo como la gestión empresarial, pero que es realmente innovar?, conocemos el significado de tan ambiciosa palabra?, quisiera empezar por lo que no es, innovar no es:

  • Ajustar detalles
  • Cambiar por cambiar
  • Hacer las cosas de manera diferente
  • Ideas sin ejecución o peor aún sin rentabilidad

Pero sobre todo innovar no es un insumo más de las empresas, contrario a esto es el ambiente que rodea, que acompaña y dinamiza el día a día, es cultura organizacional. En este sentido no tenemos una empresa innovadora cuando solamente se crean cargos, espacios o momentos de innovación, contamos con una empresa innovadora cuando todas las actividades son dinamizadas por una actitud comprometida con la creación de valor, cuando por naturaleza todos los elementos funcionales de la empresa buscan la renovación en el que hacer, impactando constantemente los métodos, las condiciones de trabajo y los productos. Esto genera una inagotable dinámica de creación, es la revelación de la vida misma que nos obliga a adaptarnos a optimizarnos y por lo tanto a estar preparados ante cualquier cambio en nuestro entorno.

El innegable éxito de grandes organizaciones tales como Pixar, IBM, GE General Electric o Starbucks, su crecimiento de dos cifras año contra año y la capacidad de sorprender constantemente al mercado han sido atribuidos a la implementación decidida de la cultura de la innovación, siendo este un camino ideal para alcanzar las metas más ambiciosas.

En sí mismo el objetivo de consolidar ambientes constructivos y renovadores o mejor aún la creación de una cultura de la innovación es bastante ambicioso y podría parecer una tarea tan compleja y demandante que pueda llamar al desánimo, o lo que es peor a preferir el status quo motivado por el riesgo de no ver resultados en el corto plazo o la incertidumbre de entrar en terreno desconocido, a pesar de todo esto vale la pena avanzar. Es mucha la teoría que se ha escrito al respecto y más los seminarios impartidos con este objetivo, razón por la cual este terreno poco conquistado necesita un acercamiento diferente, y es en este punto en el que me quiero concentrar. Distinto a muchas metodologías de gestión, la referente a la cultura de la innovación requiere una construcción a la inversa, es decir desde la gente hacia las directivas, o de otra manera desde las unidades de gestión hacia la organización. Como lograrlo.?, en las próximas líneas compartiré unos breves detalles de este camino a la cultura de la innovación.

Primero los Valores: Una empresa que se propone respirar el ambiente de cultura de la innovación debe asentar sus bases en valores tales como: la confianza, el respeto del otro, la igualdad, la apertura y el compromiso, de manera que el primer paso es evaluar los valores que describen nuestra cultura corporativa, no los que están en el muro, los que verdaderamente se viven y caracterizan las actuaciones internas y externas de la empresa, una vez identificados debemos considerar su evolución.

Este proceso luce casi que inalcanzable, son muchos los directivos que se preguntan cómo lograran que sus ejecutivos estén más dispuestos al cambio, que no vean como una amenaza que sus equipos empiecen a proponer y a participar más de la estrategia, que tengan temor a perder su autoridad. Esto es totalmente natural, nuestra tendencia primaria es la de hacer las cosas como hasta hoy se han hecho, más aun si han tenido éxito. Es por esto que los valores que determinan un ambiente innovador no deben quedar tan solo como una promesa, por el contrario deben ser tangibles, e implementables, es así como el emprendimiento, la autogestión, la comunicación, la creatividad son competencias a fortalecer en nuestros equipos de trabajo a fin de que la innovación encuentre el terreno idóneo para su desarrollo.

Contar con valores renovados y competencias promotoras de la creación colectiva es un fantástico avance, sin embargo el ambiente innovador debe ser gestionado mediante un estilo de liderazgo comprometido con el desarrollo de la gente, con la capacidad de presentar objetivos ambiciosos motivando el aporte conjunto, sin importar de donde venga y sin el temor de caminar por terrenos desconocidos. Esta es una clase muy especial de líder a la que hay que rescatar y fortalecer.

Cada ambiente innovador es único, cada organización encuentra caminos diferentes para establecer las variables que definen su avance hacia la cultura de la innovación. Sin embargo y a partir de la experiencia recabada con las nuevas empresas que están entrando en el “Ranking de las mejores en innovación y liderazgo” podríamos establecer 5 grandes acciones que se pueden implementar.

Proponer una visión ambiciosa; a donde queremos llevar nuestro negocio?, que cambios trascendentales esperamos introducir en el mercado?, que aportes podríamos hacer en el entorno que impactamos?, en definitiva; que motivaría a nuestros empleados a sentirse parte de una organización ganadora la cual necesita del aporte conjunto y cuyos resultados serán motivo de orgullo.

Crear espacios idóneos para la innovación; No hace referencia solamente espacios físicos, más que esto es un clima organizacional que favorezca la creación, con acciones tales como la eliminación de presiones al corto plazo, el animar a los empleados a proponer sin el temor a equivocarse, dedicar más tiempo en las reuniones a la creación más que al mero reporte, usar los problemas como motivadores para la búsqueda de soluciones fuera lo común.

Recursos con visión holística del negocio; Las empresas innovadoras cuentas con definiciones de puesto mucho más flexibles y fluidas, es así como entienden que las funciones de sus empleados deben ajustarse a las demandas del mercado, de tal forma promueven las experiencias cruzadas y cambios regionales que fortalecen la capacidad de adaptación aportando al mismo tiempo una visión global del negocio, de esta forma se establecen nuevas perspectivas y se desarrolla el pensamiento independiente y la habilidad para la resolución de problemas.

Reconocer el aporte; propiciar la participación, motivar la apertura a compartir tomando cada propuesta como valiosa es una clave primordial para animar un ambiente innovador.

Celebrar el éxito y aprender de los fallos; el líder inspira, motiva a la acción creativa, construye con el aporte de todos, pero también debe tener la habilidad de celebrar y aprender.

Tenemos mucho trabajo por delante, es u hecho de que no hay éxito garantizado y mucho menos constante, es tiempo de que evaluemos que tan propicio para la innovación es el ambiente en nuestras organizaciones, si las bases para conseguirlo están establecidas o deberíamos repensarlas, pero no olvidemos lo más importante; configuremos aquella visión que apasione y construyamos sobre ella una verdadera cultura de la innovación.

Oscar Gelves

Conferencista Consultor en Felicidad Empresarial

Experto en Innovación, y promotor de la felicidad en las empresas como el verdadero motor del crecimiento constante.

www.oscargelves.com

www.nuevotu.com

1 comment on “Como crear una Cultura de la Innovación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
2015 © Oscar Gelves. Todos los derechos reservados. | info@oscargelves.com
Top